Publicado el

Mi termo eléctrico pierde agua

Un día nos damos cuenta que nuestro termo eléctrico está perdiendo agua por una pieza que lleva en uno de los latiguillos. Si por suerte nuestro termo está instalado en nuestro patio, lavadero o cualquier otro sitio donde la pérdida de agua no nos ha provocada ninguna desgracia, hemos tenido mucha suerte.

Los termos eléctricos tienen dos latiguillos flexibles conectados a la instalación de agua de la vivienda. Uno de los flexibles es la entrada de agua fría al termo eléctrico, y el otro, es la salida de agua caliente. Además, están provistos de una válvula de seguridad en el latiguillo de entrada.

La válvula de seguridad permite descargar el agua acumulada de nuestro termo, también permite usar como elemento de purga, pero sobre todo, su principal función es la de evitar que nuestro termo reviente por culpa de la presión.

Cuando la presión en nuestro termo eléctrico está por encima de su tarado de fabricación, nuestra válvula hará su trabajo, abrirá lo suficiente para aliviar nuestro acumulador eléctrico hasta que la presión interior se equilibre. No olvidemos que hablamos de agua caliente, y por lo tanto, con el aumento de temperatura aumentamos la presión interior del termo eléctrico.

No tenemos por costumbre dejar una instalación acorde a las necesidades de un termo eléctrico, donde un desagüe de agua es también necesario.

Para instalar un termo eléctrico, es totalmente necesario una entrada de agua fría, con llave de corte, por seguridad. También necesitaremos que toda la instalación del agua caliente estén conectados a la salida del termo eléctrico. Necesitaremos un punto de conexión eléctrico, que soporte una intensidad máxima de 20 amperios, que sea de base estanca y con toma de tierra eléctrica. Cuanto más cerca tengamos ese enchufe será mucho mejor, de manera que evitemos unir un prolongador a nuestro cable de origen. Otro dato muy recomendable es que debemos evitar hacer cualquier tipo de nudo o vuelta a nuestro cable eléctrico, de lo contrario podemos provocar un sobre calentamiento del mismo.

Los latiguillos flexibles deben de instalarse lo suficientemente holgados, haciendo una curva abierta, para que circule libremente el paso del agua sin obstáculo.

Un tema muy recomendable es dejar un desagüe cerca de nuestro termo eléctrico para llevar un tubo conectado desde la válvula de seguridad hasta el mismo y evitar encontrarnos un charco de agua en suelo o algo incluso peor.

Así pues, si observamos que nuestra válvula de seguridad pierde agua, por pequeña que sea, no se preocupen, está haciendo su trabajo, es cuestión de canalizar esa agua hasta un punto de desagüe. Este caso no tiene que darse siempre, ya que, la presión de entrada no es siempre la misma. Normalmente de noche, a ciertas horas, la presión de red aumenta debido al escaso uso general que hacemos del agua.

termo electrico

Quiere conocer ofertas de termos eléctricos?⇒

Deja un comentario