Publicado el

¿Instalar un termo eléctrico o calentador a gas?

¿Instalar un termo eléctrico o calentador a gas?

Existen una gran variedad de sistemas para calentar el agua en nuestro hogar. Los métodos más empleados son el termo eléctrico o calentador a gas.

El método del termo eléctrico se basa en acumular agua y calentar mediante una resistencia eléctrica. Existen numerosas marcas y modelos en el mercado que oscilan desde los 75 euros hasta pasado los 1.000 euros, dependiendo de sus características y tamaño.

A pesar del coste eléctrico adicional que supone un termo eléctrico en casa, es por excelencia el sistema más demandado para agua caliente sanitaria. Esto es debido al precio tan irrisorio que ha llegado a alcanzar en el mercado, fácil instalación y sencillo funcionamiento gracias a nuestra instalación eléctrica.

Algunos consejos esenciales para elegir un termo eléctrico adecuado a nuestras necesidades serán:

  • Capacidad necesaria según miembros en casa.
  • Marca reconocida, comprar en sitio de confianza y conocer muy bien la garantía que nos ofrece.
  • Regulación de temperatura para optimizar el consumo eléctrico.
  • Ánodo de magnesio para proteger nuestro calderín contra la corrosión.

Tampoco está demás que nuestro aparato incluya algún sistema anti-cal para proteger contra las incrustaciones debido a la dureza del agua.

Termo Cointra
termo cointra

Añadiremos que hay termos eléctricos con características extras como; sistemas anti-heladas, anti-legionella, doble resistencia, resistencias envainadas, ánodo electrónico e incluso con bomba de calor.

Un dato que tenemos que tener muy en cuenta si decidimos por la compra de un termo eléctrico es el grado de aislamiento del calderín, rendimiento y cualidades generales. Esto será directamente proporcional a la inversión que hagamos en la compra.

Otro de los muchos métodos que hay para calentar el agua es el calentador a gas. Este electrodoméstico se alimenta de gas pudiendo ser de gas natural, butano o propano. Otro dato que tenemos que tener muy en cuenta es si el calentador se va a instalar en una zona del interior de la casa o en la parte exterior, lavadero o patio.

A diferencia del termo eléctrico que acumula agua, el calentador basa su tecnología en calentar el agua a su paso a través del mismo mediante la combustión. Un circuito interno alcanza la temperatura necesaria para calentar el agua en su recorrido interior. Su ventaja principal frente al termo es que obtendremos prácticamente agua caliente sin agotarse ya que no tenemos que acumular para calentar.

Al igual que el termo eléctrico existen una gran variedad de marcas y modelos en el mercado que oscilan desde los 150 euros hasta los 600 euros, dependiendo del tamaño, características y marca.

El inconveniente de este aparato frente al termo es que dependiendo del tipo de gas empleado nos supondrá el suplicio de tener que mover la botella del butano, en caso de no tener gas ciudad y la instalación supone una mayor complejidad.

Recomendaciones y características esenciales de los calentadores de gas:

  • Comprar en sitio de confianza y seguir las recomendaciones del vendedor así como conocer bien las condiciones de garantía.
  • Instalar el aparato siempre por profesionales acreditados.
  • Elegir adecuadamente la capacidad y modelo del calentador
  • Encendido mediante batería sin necesidad de piloto permanente. Esto optimiza considerablemente el consumo.
  • Temperatura modulada por el caudal del grifo.

calentador de gas

Pros y contras:

Pros termo eléctrico:

  • Fácil instalación, lo puede instalar cualquiera que se le de bien el bricolaje.
  • Suele ser más económico.
  • La alimentación eléctrica simplifica mucho más la instalación y el uso. Un enchufe de fuerza con toma de tierra es suficiente.
  • Se puede instalar siempre en el interior de la vivienda si se desea.

En contra:

  • Si consumimos el volumen de agua acumulado en el termo durante la ducha nos quedamos sin agua caliente.
  • Si no hemos hecho la suficiente inversión el día de la compra puede que nos sorprendamos en la factura de la luz.
  • Requiere de mantenimiento debido a la sustitución del ánodo de sacrificio y normalmente la garantía queda sujeta a esto.
  • Su tamaño es superior a la del calentador.

Pros calentador de gas:

  • Tamaño inferior a la del termo.
  • Se requiere menos capacidad.
  • Si el calentador es el apropiado nos garantiza agua caliente constante.
  • No requiere de mantenimiento.

En contra:

  • Si no tenemos gas ciudad en casa nos toca mover la pesada botella de butano.
  • Su instalación requiere de profesionales y esto supone un plus en la inversión, compra + instalación.
  • Dependiendo donde se vaya a ubicar necesitaremos un modelo u otro, esto supone más variables en la compra.
  • El gas siempre conlleva mayor riesgo que la electricidad.

Quiero conocer precios de termos eléctricos y calentadores a gas

Deja un comentario