Publicado el

Enfermedades adquiridas en la piscina

Enfermedades adquiridas en la piscina

El agua del baño mal tratada sanitariamente o las superficies húmedas mal desinfectadas pueden ser origen de diversas enfermedades, siendo los problemas que con mayor frecuencia se presentan, los que se indican a continuación:

  • Infecciones micóticas o fúngicas.
  • Irritaciones de piel y mucosas por los desinfectantes
  • Agrietamiento cutáneo en atópicos ( personas con ciertas alergias de carácter hereditario ).
  • Dermatitis de contacto ( trajes de baño mojados )
  • Otitis
  • Conjuntivitis
  • Granuloma
  • Pie de atleta
  • Meningoencefalitis debidas a la ameba Naegleria gruberi, que es destruida por el cloro libre del agua
  • Enteritis debidas a la bacterias y virus, como consecuencia de haber tragado agua.

De todas esta enfermedades destacan por mayor incidencia la otitis, conjuntivitis, granuloma y pie de atleta.

  • Otitis: También llamada “oreja del nadador” es la más frecuente de las otitis externas. Esta otitis se presenta en forma aguda disfusa y se produce por exposición a aguas contaminadas o excesivamente cloradas de algunas piscinas.
  • Conjuntivitis de las piscinas: Es una conjuntivitis de inclusión producida por Chlamydia que infectan la uretra del varón y el cuello uterino de la mujer. La transmisión a la conjuntiva ocular puede realizarse por via directa o indirecta, a través del agua de baño.
  • Granuloma de las piscinas: Es una enfermedad granulomatosa crónica de la piel, clínica e histológicamente similar a la tuberculosis, causada por la bacteria Mycobacterium marinum.
  • Pie de atleta: El pie de atleta ( tinea pedis ) es una infección micótica de los pies que afecta fundamentalmente a los espacios interdigitales y a las plantas. Es la micosis cutánea más frecuente. Los hongos habitualmente responsables son Trichophyton mentagrophytes, var. interdigitale, T. rubrum y Epidermophyton floccosum.

Deja un comentario